KAWASAKI GAMA A2

Una vez tienes el A2 y pasas al selecto club de los moteros de verdad, llega el ansiado momento de comprar la moto. Empezar a mirar modelos, estética, prestaciones... Para ello, en Kawasaki tenemos la más variada gama de motos para el carnet A2.

Es decir, disponemos de motos naked, custom, scooter, adventure tourer, cruiser... para que tengas una amplia variedad de modelos donde elegir, eso sí, sin dejar de ser una Kawasaki.

Para que le eches un vistazo, aquí tienes los modelos. Haz click para descubrirlos:

Ninja650

Z650

Vulcan S

Vulcan 900

W800

Versys 650

Versys-X 300

J300

¿Cómo se obtiene el carnet A2?

Con el carnet A2 puedes llevar motos de una potencia máxima de 35 kw, con una relación potencia/masa de 0,2 kw/km.

La prueba de acceso al carnet A2 consta de una parte teórica y 2 prácticas (maniobras y circulación). En el caso del teórico hay distintos exámenes en función de los permisos que tengas antes de examinarte. Si no tienes ninguno, el material del examen es común y específico de moto; si como la mayoría ya tienes carné de coche, sólo deberías hacer el específico; y si además posees el A1 estás totalmente exento de esta parte teórica. De todas formas, esta es la parte más asequible ya que el índice de aprobados supera el 90%.
 
La primera prueba práctica consiste en realizar un recorrido cuya primera sección comienza con la moto en parado y realizando un sencillo ejercicio para colocarla de frente a la pista tras hacer una "L" definida por líneas blancas que no debes pisar. Una vez completado esto, arrancas la moto y el primer obstáculo son dos líneas paralelas que tienes que atravesar sin pisarlas. Nada más salir de las paralelas haces el eslalon con cinco conos y a continuación tienes que meter segunda antes de llegar a la zona delimitada de la frenada.

Llega el turno de la siguiente prueba. Tienes 25 segundos para completar los 90 metros de ida y 90 de vuelta, y en esto los examinadores son totalmente estrictos: con 25,1 segundos no se aprueba… aunque la activación del crono sea manual. Esta parte consta de un eslalon largo (menos técnico que el primero), un giro de 180º para encarar otro segundo eslalon en el que hay que sortear tres filas de pivotes colocados en el suelo sin pisar el freno; y concluye con otra prueba de frenada. 

Todavía nos queda cumplir la prueba de circulación. En esta prueba hay poco que decir, respetar al máximo la señalización, los pasos de peatones y las órdenes que recibes desde el intercomunicador del casco.